Camilo Cienfuegos: Imagen del Pueblo

camilo-cienfuegos
twitterpinterestlinkedinmail

Nacido el 6 de febrero de 1932, Camilo Cienfuegos Gorriarán con el decursar de su existencia se convirtió en un prestigioso combatiente y dirigente de la Revolución Cubana. Camilo nació en el barrio de Lawton, en el actual municipio Diez de Octubre, en La Habana.

Desde muy joven puso de relieve el gran amor que sentía por su familia y por su Patria en sentido general. Y esto lo reflejó primero en las cartas que escribió a sus padres y hermanos cuando en los años de la década del cincuenta emigró hacia los Estados Unidos de América con el objetivo de tratar de encontrar un empleo mejor remunerado del que tenía en la capital cubana.

Algo que también evidenció en sus misivas fue su carácter alegre, jaranero. Y esa característica de su personalidad la mantendría a través del tiempo, aún en los momentos de mayor tensión o peligro.

Camilo Cienfuegos: Imagen del PuebloCamilo igualmente supo hacer constar el gran amor que sintió por su tierra natal y esto no sólo lo demostró con palabras, sino con hechos concretos.

Al respecto hay que recordar primero su participación en manifestaciones para rendir homenaje a significativas figuras de la historia cubana, como fueron los casos de las actividades realizadas el 7 de diciembre de 1955, en el aniversario de la caída del bravío luchador independentista Antonio Maceo y la del 28 de enero de 1956, aniversario del natalicio de José Martí.

Incluso en la del 7 de diciembre, Camilo resultó herido cuando las fuerzas del régimen dictatorial de Fulgencio Batista arremetieron contra los que participaron en la manifestación.

Camilo Cienfuegos salió de Cuba en ese año 1956. Se dirigió primero hacia el territorio estadounidense y después a México. En dicho país logró contactar con el grupo de combatientes revolucionarios que bajo la dirección de Fidel Castro se entrenaban para retornar a Cuba con vistas a reanudar la lucha de liberación.

Fue así como el 25 de noviembre de 1956 forma parte de los 82 expedicionarios que salieron en el yate Granma desde el puerto mexicano de Tuxpan.

Tres días después de haber llegado, el dos de diciembre, a la zona suroriental de Cuba, en Alegría de Pío, tuvo que enfrentar el ataque sorpresivo de los soldados de la dictadura, lo cual provocó la dispersión de los combatientes rebeldes.

Él, en unión de un pequeño grupo de expedicionarios dirigidos por Juan Almeida, logró eludir la persecución que se desató sobre ellos y algo más de 15 días después se logró reencontrar con Fidel.

Pronto Camilo comienza a sobresalir por sus condiciones como uno de los más relevantes combatientes de la tropa rebelde. Algún tiempo después fue ascendido y llegó a ser uno de los Comandantes del Ejército Rebelde.

Entre mediados de agosto y la primera quincena de octubre de 1958 encabezó una columna invasora que se trasladó desde la Sierra Maestra hasta la parte central de Cuba, donde también dirigió combates y batallas en forma exitosa, entre ellas la llevada a cabo en el poblado de Yaguajay en la etapa final de diciembre de ese año.

Tras el triunfo de la Revolución, en enero de 1959, y hasta que se produjo el 28 de octubre de ese año su lamentable desaparición física Camilo Cienfuegos fue uno de los más prestigiosos dirigentes.

Habló en numerosos actos y cumplió complejas misiones, como la de enfrentar en octubre de ese año una maniobra contrarrevolucionaria en la provincia de Camagüey.

El 26 de octubre de 1959 pronunció Camilo su último discurso ante el pueblo de Cuba en un acto efectuado en La Habana frente a la terraza norte del entonces Palacio Presidencial.

Durante su intervención recordó un fragmento del poema de Bonifacio Byrne dedicado al simbolismo de la bandera cubana y resaltó al respecto:

Si desecha en menudos pedazos
llega a ser mi bandera algún día…
¡nuestros muertos, alzando los brazos
la sabrán defender todavía!

En su breve, pero emotivo discurso también resaltó la firmeza del pueblo cubano ante las amenazas y agresiones al asegurar:

Camilo Cienfuegos: Imagen del Pueblo

Dos días después volvió a viajar a la ciudad de Camagüey para comprobar cómo estaba la situación en esa provincia y al realizar el retorno hacia La Habana se produjo su desaparición física al caer la avioneta en que viajaba hacia el mar. Durante muchos días en el país se produjo una intensa búsqueda para tratar de encontrar a Camilo.

Camilo Cienfuegos: Imagen del Pueblo

El 12 de noviembre de 1959 Fidel realizó una intervención especial a través de la televisión aseguró al hacer referencia a cómo Camilo continuaría siendo fuente de inspiración y enseñanza para el pueblo:

“… soy de los que creo que los verdaderos valores están en el pueblo y que del pueblo surgen los jefes, surgen los líderes y surgen los héroes; y en estos momentos, cuando nosotros nos vemos privados del compañero Camilo Cienfuegos, nuestro consuelo es pensar que en el pueblo podemos encontrar a lo largo de la lucha compañeros como él, y ese es el motivo para sentir nosotros una compensación, en medio de esa pérdida tan irreparable que ha significado él, tanto desde el punto de vista afectivo para todos nosotros como desde el punto de vista revolucionario, como en todos los órdenes; pero nosotros seguimos adelante, seguimos adelante buscando hombres, con los que nos quedan, con los que surjan, y si nuevos compañeros tenemos que caer, con los que surjan seguimos esta lucha, porque lo que importa es la continuidad del pueblo, y lo que importa es la continuidad de las naciones; y en definitiva, los hombres tenemos que sacrificarnos para que los pueblos perduren.”

Camilo Cienfuegos: Imagen del Pueblo

Algún tiempo después el Comandante Ernesto Che Guevara, quien fuera un gran amigo y entrañable compañero de Camilo Cienfuegos, igualmente destacó lo grandes valores del calificado como el Señor de la Vanguardia y el Héroe de Yaguajay, respectivamente.

En la dedicatoria que le hizo en su libro Guerra de Guerrillas, publicado en La Habana en 1960, catalogó a Camilo como el compañero de cien batallas y el hombre de confianza de Fidel.

Comentó: “Pero no hay que ver a Camilo como un héroe aislado realizando hazañas maravillosas al solo impulso de su genio, sino como una parte misma del pueblo que lo formó, como forma sus héroes, sus mártires o sus conductores en la selección inmensa de la lucha, con la rigidez de las condiciones bajo las cuales se combatió.”

Camilo Cienfuegos: Imagen del Pueblo

El Che enfatizó que Camilo era un hombre de mil anécdotas, puesto que las creaba a su paso con naturalidad. Al detallar algunas de sus cualidades, el Che expresó que Camilo unía a su desenvoltura y a su aprecio por el pueblo, su personalidad; eso que a veces se olvida y se desconoce, eso que imprimía su sello a todo lo que le pertenecía: el distintivo precioso que tan pocos hombres logran alcanzar, de dejar marcado lo suyo en cada acción.

Destacó que Camilo practicaba la lealtad como una religión, tanto la lealtad personal hacia Fidel como hacia el pueblo cubano en general y finalmente expresó: “En su renuevo continuo e inmortal, Camilo es la imagen del pueblo.”

Tomado de web@radiorebelde.icrt.cu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*