DestacadasEfemérides

Día de los Combatientes Internacionalistas Cubanos

Compartir en

Internacionalistas en Angola Foto: Marrio Ferrer 27/05/2005Hoy 27 de mayo es un día de gloria, un día para recordar a los valerosos hombres que han entregado su vida y sacrificio con el único objetivo de defender la libertad, no solo de su Patria sino también la de pueblos hermanos.
Este día se dedica, además, a los combatientes caídos por la defensa en suelo angolano durante la operación Carlota, y el reconocimiento personal a los que cumplieron misiones internacionalistas en el continente africano. Hace 24 años del regreso a Cuba de las fuerzas cubanas que combatieron el apartheid en la tierra de Agosthino Neto.
En ese contexto comenzó, a partir del año 1965, la colaboración cubana con la lucha independentista en Angola y Guinea Bissau, que consistió esencialmente en la preparación de cuadros, envío de instructores y ayuda material.
Tras lo que se llamó la Revolución de los Claveles en Portugal, debilitado ya por la ruina económica y el desgaste de la guerra, se inició la desintegración del imperio colonial de ese país.
Guinea Bissau logró la independencia en septiembre de 1974. Alrededor de sesenta internacionalistas cubanos, entre ellos una decena de médicos, habían permanecido junto a las guerrillas desde 1964. Mozambique, tras dura lucha de su pueblo bajo la dirección del FRELIMO y su líder, el inolvidable hermano y compañero Samora Machel, alcanzó su definitiva independencia a mediados de 1975, y en julio de ese mismo año, Cabo Verde y Sao Tomé lograron igualmente ese objetivo.
En ese momento solo había en Angola 480 instructores militares, llegados al país semanas antes en respuesta a la solicitud que hiciera el Presidente del MPLA Agostinho Neto, insigne y prestigioso líder que organizó y dirigió la lucha de su pueblo durante muchos años y contaba con el apoyo de todos los pueblos africanos y el reconocimiento del mundo. Sencillament pidió cooperación a Cuba para entrenar los batallones que integrarían el ejército del nuevo Estado independiente. Los instructores solo poseían armamento ligero.
Los cubanos formaron a decenas de miles de soldados angolanos y asesoraron en la instrucción y los combates a las tropas de ese país. Los soviéticos asesoraban a la alta dirección militar y suministraban generosamente a las Fuerzas Armadas angolanas las armas necesarias. Acciones originadas en el asesoramiento superior ocasionaron no pocos problemas en aquel momento. No obstante, siempre prevaleció entre militares cubanos y soviéticos un gran respeto y profundos sentimientos de solidaridad y comprensión.
Nuestra patria repitió de nuevo la proeza de 1975. Un río de unidades y medios de combate cruzó rápidamente el Atlántico y desembarcó en la costa sur de Angola para atacar por el suroeste en dirección a Namibia mientras, 800 kilómetros hacia el este, unidades selectas avanzaron hacia Cuito Cuanavale y allí, en unión de las fuerzas angolanas que se replegaban, prepararon una trampa mortal a las poderosas fuerzas sudafricanas que avanzaban hacia aquella gran base aérea. Esta vez se habían reunido 55 000 soldados cubanos en Angola.
De este modo, mientras en Cuito Cuanavale las tropas sudafricanas eran desangradas, por el suroeste 40 000 soldados cubanos y 30 000 angolanos, apoyados aproximadamente por 600 tanques, cientos de piezas de artillería, 1 000 armas antiaéreas, y las audaces unidades de MIG-23 que se apoderaron del dominio aéreo, avanzaban hacia la frontera de Namibia, dispuestas a barrer literalmente a las fuerzas sudafricanas que se acuartelaban en aquella dirección principal.
La hazaña de Angola y la lucha por la independencia de Namibia y contra el apartheid fascista fortaleció mucho a nuestro pueblo. Los incontables actos de heroísmo, abnegación y humanismo protagonizados por más de 300 000 combatientes internacionalistas, y cerca de 50 000 colaboradores civiles cubanos que de forma absolutamente voluntaria cumplieron misión en Angola, son un tesoro de extraordinario valor.
Al igual que los imperialistas y sus peones sufrieron en Angola las consecuencias de un Girón multiplicado muchas veces, quien llegue a esta tierra en son de guerra enfrentará miles de Quifangondo, Cabinda, Ebo, Morros de Medunda, Cangamba, Ruacaná, Tchipa, Calueque y Cuito Cuanavale.
Al cumplirse el 30 Aniversario de la Operación Militar Carlota, nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz expresó:
Nuestros internacionalistas, como el resto de los combatientes cubanos, que es igual a decir todo el pueblo, están conscientes de que en caso de una agresión militar propinaremos al invasor la derrota. ¡Y ustedes, veteranos de la historia patria, serán sin duda protagonistas decisivos de la victoria!

Comment here

*