Lengua materna

Español al día*

Compartir en

Los ciudadanos y las ciudadanas, los niños y las niñas:

Este tipo de desdoblamientos son artificiosos e innecesarios desde el punto de vista lingüístico. En los sustantivos que designan seres animados existe la posibilidad del uso genérico del masculino para designar la clase, es decir, a todos los individuos de la especie, sin distinción de sexos: Todos los ciudadanos mayores de edad tienen derecho a voto.

La mención explícita del femenino solo se justifica cuando la oposición de sexos es relevante en el contexto: El desarrollo evolutivo es similar en los niños y las niñas de esa edad. La actual tendencia al desdoblamiento indiscriminado del sustantivo en su forma masculina y femenina va contra el principio de economía del lenguaje y se funda en razones extralingüísticas. Por tanto, deben evitarse estas repeticiones, que generan dificultades sintácticas y de concordancia, y complican innecesariamente la redacción y lectura de los textos.

El uso genérico del masculino se basa en su condición de término no marcado en la oposición masculino/femenino. Por ello, es incorrecto emplear el femenino para aludir conjuntamente a ambos sexos, con independencia del número de individuos de cada sexo que formen parte del conjunto. Así, los alumnos es la única forma correcta de referirse a un grupo mixto, aunque el número de alumnas sea superior al de alumnos varones.

*Tomado de rae.es

Comments (2)

  1. Que bueno leer esto aquí. Si bueno es llegar muy malo es pasarse y la han tomado con esto de mencionar ambos sexos obsesivamente. Llegué a pensar que los lingüistas estaban de acuerdo con esto porque incluso los periodistas abusan de esta sobre mención.

  2. Muy conveniente para los sexistas (dígase machistas) esta publicación. Mi opinión es que existen términos en nuestra lengua que pueden ser utilizados para designar a ambos género sin que sea el masculino, por ejemplo: La infancia, los seres humanos, el profesorado, etc. No estoy de acurdo con estar utilizando estos desdoblamientos que a decir del artículo de la RALE son artificiosos e innecesarios desde el punto de vista lingüístico, porque realmente afean la escritura pero tampoco comparto que se refieran a mí con un sustantivo masculino cuando pueden haber otras opciones.

Comment here

*