Acontecer Avileño

Evalúa Asamblea del Poder Popular avileña afectaciones de huracán Irma

Compartir en

• La información tuvo lugar en sesión ordinaria del órgano de Gobierno en Ciego de Ávila.
Una detallada actualización de las afectaciones provocadas en Ciego de Ávila por el huracán Irma, aconteció este sábado durante la sesión de la asamblea provincial del Poder Popular, en la que, además de las cifras, trascendieron puntos de vista sobre la actuación de las autoridades y el pueblo, y un dictado de líneas de trabajo.
Por supuesto que entre lo más urgente, y así lo concibe el Consejo de Defensa, aparecen las 31 254 viviendas afectadas, sobre todo las 4 215 que se derrumbaron de forma total, con señalamiento en círculo rojo para territorios como el de Chambas que vio perjudicado el 47,4 por ciento de su fondo habitacional, en lo fundamental en el área del Consejo Popular de Punta Alegre; Bolivia con daños en el 38,4 por ciento, Morón (29,3) y Júcaro, donde más de la mitad de las casas cedieron ante el meteoro.
Ante tal cúmulo de destrozos, Manuel Rieche González, vicepresidente del Consejo de la Administración Provincial (CAP), alertó sobre falsas expectativas, en tanto el conocido sentido humanista de la Revolución no deja a nadie desprotegido, pero resulta imposible que todos los recursos y casos sean resueltos en un corto plazo.
En la sesión primó, también, el espíritu de que con el apoyo recibido se pudo haber avanzado más. El diputado Félix Duarte Ortega, presidente del Consejo de Defensa en el territorio, a la vez de reclamar mayor celeridad de parte de las entidades encargadas de los trámites y entrega de los medios constructivos y bienes del hogar, pues por los puntos habilitados para esto han logrado pasar solo unos 2 000 damnificados, orientó a los dirigentes de organizaciones y entidades estar más involucrados con la información y acontecer de esos lugares.
“La familia, como lo hemos decidido, debe sentir el apoyo estatal, traducido en la presencia, allí, de las autoridades de los Consejos y Zonas de defensa, que movilicen a sus estructuras para que no falten los medios de transporte para llevarle a los damnificados los recursos materiales hasta sus casas.”
De igual forma la Asamblea reconoce el estado de comprensión de la población ante el agudo desabastecimiento de productos agrícolas y, asimismo la decisión de los trabajadores agropecuarios de rescatar las plantaciones y de fomentar otras de ciclo corto.
La delegada por el municipio de Ciego de Ávila, Rosa Arango Palacios, sacó a la luz el espinoso problema de los crecientes precios impuestos por los llamados “carretilleros”, una carga que no soporta la población, cuando “el estado cuenta con las vías para restablecer el orden”.

Tal situación, reflexionaron los delegados, halla origen en la inobservancia de la Leyes, lo que pudiera decirse en buen cubano, «cuando aquí todo está escrito»; incluso, remarcado para casos como este, de situaciones excepcionales, en el cual las sanciones resultan agravadas. Raúl Pérez Carmenate, presidente de la Asamblea Provincial, convocó a los cuerpos de Inspección y Jurídicos, al Ministerio del Interior y a los revolucionarios a enfrentar este inadmisible accionar de los oportunistas.
La sesión analizó la posibilidad de acortar los ciclos de abasto de agua a la población, visto desde la influencia de las abundantes lluvias de septiembre e inicios de octubre; acerca de lo cual Sergio Barrios García, delegado provincial de Recursos Hidráulicos, explicó el hecho de que las precipitaciones habían aliviado más rápido a los espejos superficiales, incluido el Gran Humedal del Norte, con su importancia protectora sobre las fuentes ubicadas en el subsuelo, pero la infiltración al subsuelo demora más.
En tanto, es indiscutible que hoy el sector hidrogeológico número Uno de la cuenca Sur dispone de todo el surtido que asimilaría la ciudad de Ciego de Ávila, que consume unos 25 millones de metros cúbicos al año y allí el manto acoge más de 100 millones. El proyecto de enlace de la conductora Sur con la Norte, iniciado hace más de dos años, no mantuvo una progresiva ejecución por no contarse con suficiente capacidad constructiva y, después, por temor a la cuña salina que había alcanzado, incluso, a pozos del municipio de Venezuela.
Estas razones postergaron la construcción de las casetas para los pozos que ahora propiciarían aumentar el volumen de bombeo hacia la ciudad de Ciego de Ávila. De manera que hoy el recurso existe, en abundancia, pero no se cuenta con las condiciones técnicas para conducirlo con mayor frecuencia hasta los hogares de la capital avileña.
El extenso informe de las afectaciones causadas por el huracán Irma, presentado por Ileana Venegas Acosta, directora provincial de Economía y Planificación, refleja que en cientos de unidades y establecimientos se interrumpió la producción y los servicios, sobre todo, porque volaron los techos o la carpintería cedió ante el empuje de los vientos, mas estimó el positivo comportamiento de colectivos que concedieron todo el valor a los muchas veces entrenados planes de reducción de desastres.
Son incuestionables las entidades que coexisten a la intemperie, como las de producciones agrícolas o las de servicios de energía, al tiempo que destaca el sector educacional que protegió con celo sus medios de cómputo y en pocos días, hasta en locales prestados, reinició las actividades del curso escolar. Al igual, el área de las comunicaciones, bajó a tierra la mayoría de los dispositivos para la conexión Wi-Fi y en no pocos lugares mantuvo la vitalidad de la telefonía fija y celular.
Salud Pública, en medio de multiplicadas adversidades, no dejó de ofrecer los servicios médicos; de la misma manera que los trabajadores de la industria alimentaria, en ocasiones sin techos, siguieron el curso productivo; y los de las estaciones de Acueducto que permanecieron a la espera del servicio eléctrico para reiniciar el bombeo.
Esos y otros que estuvieron, y están, al pie del “cañón”, aparecen de forma implícita reflejados en ese informe de daños, el cual, por supuesto, todavía no ha cerrado.
En otro punto del orden del día, la Asamblea fijó su atención en el progresivo deterioro del ambiente sanitario del territorio, en el que no se ha logrado una adecuada higiene, prolifera la infestación del mosquito y, aunque todavía resultan aislados los casos de enfermedades infecto-contagiosas, las cifras van en alza.
De modo que el primer secretario del Partido en Ciego de Ávila propuso a la Dirección Provincial de Higiene y Epidemiología la idea de solicitar al Ministerio de Salud Pública la condición de territorio con transmisión de este tipo de enfermedades, lo que propiciaría actuar con antelación ante un cuadro que se ve venir.
Félix Duarte, en el epílogo de esta cita de gobierno, llamó a los dirigentes y al pueblo a continuar por el camino del trabajo diario, única vía para borrar las duras huellas dejadas por el ciclón, y a responder como siempre ante el proceso eleccionario del Poder Popular, un paso de singular importancia para el país.

Tomado del Periódico Digital Invasor

Comment here

*