Deportivas

Messi huele a banquillo

Compartir en

Leo Messi abandonó antes de tiempo la concentración de la selección argentina a causa de unas molestias en el pubis y afrontará los próximos partidos con el Barcelona condicionado por el mismo problema. El rosarino sufre una lesión que le llevará a gestionar los esfuerzos de forma racional.

Tendrá que escuchar a su cuerpo para ver hasta dónde puede apretar y, sobre todo, detectar cuándo le merecerá la pena forzar la máquina. A sus 29 años, deberá aprender a convivir con una dolencia leve, aunque muy persistente. Hace dos años, Sergio Busquets pasó por lo mismo y superó el trago sin necesidad de parar para operarse.

Los médicos del Barça firman hoy este final para Messi, que ayer sólo completó una parte del entrenamiento junto a sus compañeros. La otra mitad fue de trabajo específico para recuperar la zona afectada. El argentino continúa con dolores y, en función de su evolución, estudia dar un paso al lado con vistas a la visita del Alavés de este sábado. Considerando la teórica poca dificultad del rival, Luis Enrique no tendría problemas en activar la rotación con la intención de evitar males mayores. Al entrenador asturiano le sobran alternativas para solventar una probable baja de su mejor hombre.

Carles Puyol, excompañero suyo, habló en un acto promocional sobre los problemas en el pubis. «Es una lesión que no te asegura que parado vaya a mejorar. Yo la sufrí. Muchos querrían que Leo descansara, pero es una lesión que tampoco tiene mucho riesgo», dijo el excapitán.

Tomado de marca.com

Comenta aquí

*