“NO SOMOS FÉMINAS, SOMOS MUJERES”

6856-Mujeres-cubanas
twitterpinterestlinkedinmail

Nosotras, mujeres cubanas del Espacio feminista “Berta Cáceres”, no queremos que se nos llame “féminas” como si “ser mujer” fuera nada, solo un estereotipo social y cultural, construido por oposición al “ser-varón”. Cuando al referirse a nosotras, por los medios o en espacios públicos, se nos trata de “las féminas cubanas” se pasa por alto los 150 años de luchas por reivindicar nuestros derechos a ser reconocidas como “mujeres” protagonistas, junto a los hombres, de la obra revolucionaria cubana. No nos minimicen. Cuando se dice MUJER se nos reconoce a plenitud: trabajadoras, abnegadas, cuidadoras, luchadoras por la vida de todas y todos.
En este 8 de marzo, reafirmamos nuestro compromiso de continuar luchando por la plena emancipación de la mujer como principio innegociable de la Revolución y ratificamos la solidaridad incondicional con todas las mujeres del mundo que reclaman sus derechos a una vida sostenible con dignidad y justicia social.
En América Latina se está disputando el futuro de la humanidad. Desde un supuesto y construido discurso triunfal de la derecha se intenta imponer el hegemonismo sin alternativas, donde las mujeres nos llevamos, como siempre, la peor parte. La ofensiva conservadora reacomoda en su estrategia hegemónica las demandas reivindicativas del movimiento de mujeres y las inserta en la lógica del poder de la ganancia y el lucro con la consecuente desestructuración y fragmentación del sentido colectivo construido dentro por nosotras.
Sin dudas, Latinoamérica está viviendo un cambio de época y eso siempre despierta la interrogante, ¿hacia dónde vamos a cambiar? Hacia una nueva recolonización imperialista o hacia nuevos modelos sociales que acentúen la posibilidad histórica de más justicia, dignidad y vida humana y natural.
En el actual contexto cubano empieza a ocupa un lugar beligerante las ideas feministas revolucionarias que avanzan en la construcción de una identidad política común, basada en las experiencias acumuladas por el accionar de las mujeres en 60 años de Revolución acompañadas por nuestras hermanas latinoamericanas y de todas partes del mundo.
Las mujeres cubanas no hemos dejado nunca de ubicar en el debate sobre el futuro de la sociedad, la necesidad de crear y fortalecer la conciencia crítica y revolucionaria contra la cultura machista (patriarcal) y el papel de los valores y la subjetividad de las mujeres en la lucha contra la opresión y la discriminación de cualquier índole en la sociedad cubana.
Este momento particular de nuestra historia común, cubana, latinoamericana y caribeña, nos impone la unidad de pensamiento y acción, incursionando de manera directa en los procesos de transformación de nuestras sociedades con perspectivas integradoras y articuladoras desde abajo, a niveles regionales y globales.
La diversidad de espacios de luchas, debates, movilizaciones y propuestas desde las mujeres reta al pensamiento feminista a articular visiones y sentidos para encarar los procesos actuales definiendo futuros escenario para la incorporación protagónica de las mujeres como actoras políticas, económicas, sociales y culturales.
Se impone recuperar la experiencia de la Revolución, allí donde creó nuevas relaciones entre mujeres y hombres. Se lo debemos a las futuras generaciones.

Tomado del Sitio Mujeres en Marcha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*