Nuevas medidas económicas: ¿qué dicen los jóvenes?

1
twitterpinterestlinkedinmail

Los incrementos salariales impactan favorablemente en los proyectos de vida de   las nuevas generacionesUu5cWb_01-07-2019_20.07.53.000000

Tomado del Periódico Juventud Rebelde

Para muchos primero fue la sorpresa, después las llamadas telefónicas, y

hasta los chistes a lo Cucarachita Martina en las redes sociales: ¿qué me compraré?; finalmente la admiración y gratitud hacia el Estado y la máxima dirección del país, que ni en los momentos más difíciles ha dejado de tener el oído atento a las necesidades de su pueblo.

Así aprecian santiagueros de todas las edades, especialmente los jóvenes, la aprobación por el Consejo de Ministros de un conjunto de medidas para impulsar la economía, entre ellas el incremento salarial al sector presupuestado.

Para el joven periodista santiaguero Yunier Sarmientos, con nueve meses de labor en el semanario provincial Sierra Maestra, se cumple un histórico reclamo de la población trabajadora, y son una contundente muestra de la valentía del Estado cubano al ponerlas en vigor en medio de las dificultades económicas y el recrudecimiento del bloqueo imperialista.

«Independientemente de que el aumento salarial no llegue a satisfacer todas las necesidades, para nosotros los jóvenes es un incentivo para seguir trabajando en el sector estatal, pues como se sabe muchos egresados de carreras como las Ciencias Sociales y otras, estaban emigrando hacia el sector no estatal, buscando mejores salarios. El primer impacto es que nos alienta a continuar siendo parte del mercado laboral estatal».

El licenciado en Contabilidad Andy Arteaga desde hace casi tres años se desempeña en el departamento económico del comité provincial de la UJC en Santiago de Cuba. El aumento salarial en el sistema presupuestado —dice— nos acerca a la anhelada mejoría económica, y da a los jóvenes la posibilidad de acercarse al sueño de satisfacer sus necesidades con el fruto de su trabajo.

La alegría de Yunier y de Andy es también la de Yulián Naranjo: «esta decisión, además de apostar con inteligencia por nuestro desarrollo económico, alientan el orgullo de vi

vir en este país y la confianza en la Revolución».

Por eso —sostiene— se impone que los trabajadores nos documentemos bien sobre el contenido de las nuevas medidas y la forma en que se aplicarán en cada sector, para así acompañar a las administraciones y evitar cualquier distorsión.

Reacción inmediata

Hay mucha alegría en las calles de Matanzas, los trabajadores tuvieron una reacción favorable inmediata, sostiene el máster en Dirección económica Ma-nuel García Rojas.

«Los trabajadores de las unidades presupuestadas son los que se dedican fundamentalmente a las acciones de control como economía, contabilidad, auditoría, recursos humanos, ciencia, tecnología y sociedad. Muchos de los valores que crean son intangibles, como educación, capacitación, formación de valores económicos y sociales, y creo que esta medida favorecerá que muchos de los que emigraron por problemas económicos hacia otros sectores, posiblemente regresen a sus oficios originales, mientras que se logrará mantener a los que están, lo cual permitiría no perder la inversión de calificación».

Vicepresidente provincial de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba en Matanzas, García Rojas señala que la organización está preparada para capacitar a los interesados, al contar con todas las herramientas teóricas y metodológicas para facilitar la formación sobre estos temas e incrementar la cultura económica.

Marianna Montenegro Morales, comunicadora institucional y secretaria del comité de base de la UJC en la matancera cooperativa no agropecuaria de Construcción, Andamios y Cofres (Sancof), expresa que el Consejo de Ministros es consciente de las urgencias económicas de la población y por eso ha tomado esta medida en medio de la tensa situación que vivimos, las cuales responden a una visión de prosperidad y sostenibilidad.

«Es una noticia maravillosa. A todos nos toca mantenernos informados para acompañar de manera responsable los procesos que se avecinan, en pos de mayor calidad de vida y desarrollo. Y el sector no estatal, al cual pertenezco, debe convivir de manera armónica con esta visión de país y tener bien claro que no podemos inflar los precios».

Yaimara Víctores Castillo, profesora de Gimnasia rítmica de la Escuela de Iniciación Deportiva (EIDE) Jorge Agostini Villasana, de Cienfuegos, señalaba por su parte que «enseñar es una actividad de alto valor para la economía del país», por lo que se regocijó por los aumentos salariales anunciados para quienes trabajan en el sector educacional.

«Si un país tiene personal capacitado es el nuestro —agrega la pedagoga—, porque la educación se ha encargado de entregar hombres y mujeres de calidad, integrales».

Onel Rojas Rodríguez, vecino del consejo popular Ángel Alfredo Pérez Rivero en la zona sur de Ciego de Ávila, coincide con la joven. Para él, el primer sector que se debe honrar con este incremento salarial es el de «los maestros. Esos son los primeros que deben ser favorecidos con este incremento».

Y agrega: «El sector presupuestado es donde se forma la base del conocimiento y del desarrollo del país. ¿De dónde salen los ingenieros, los especialistas, los médicos, los dirigentes? ¿Dónde están buena parte de los servicios a la población?

Luis Ramón Campo Yumar, profesor de la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas, es de los que considera que esta medida pondrá en jaque la fluctuación laboral en los centros educacionales y también significará el regreso de decenas de profesores que ahora se encuentran inactivos, pues el estímulo monetario, por lo explicado, será bastante alto.

«Agradecemos mucho este aumento del salario. Obviamente uno se siente motivado, porque es una manera de reconocer el valor de su trabajo como aporte a la sociedad, es una medida que incita a trabajar con más calidad, y estimular la permanencia en los puestos laborales.

«Esta decisión —agregó— se convierte además en un compromiso no solo para los trabajadores de la educación, sino para todos los del sector presupuestado, para que nuestras horas de trabajo sean mucho más productivas, y para que la calidad y entrega sean mayores».

Con espíritu renovado

La espirituana Yaritza Valdés, maestra primaria desde hace cinco años, asegura que este jueves, al escuchar por el noticiero radial Al día que el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel, anunciaba en un tuit que se ofrecería una información de gran interés horas más tarde, planificó todo para sentarse frente a su televisor.

«Era lo que estábamos esperando desde hace tiempo. Esto significa un compromiso, porque la situación económica del país es complicada, por tanto debemos redoblar los esfuerzos», dice. Con 29 años de edad, opina que estos son tiempos de extremar el cuidado y control, para no malinterpretar las disposiciones aprobadas y ser justos en cada pago.

«No se puede tampoco dejar que los particulares sigan aumentado sin control sus precios. La llamada oferta y demanda tiene que encontrar un freno, porque de nada serviría esta noticia si sigue la estafa en nuestros mercados y calles», acota.

Por su parte la enfermera Yanisleidy Ulloa, de 35 años de edad, reconoció que la noticia llega en el momento justo para evitar la fluctuación de muchos profesionales que no se consideran hoy retribuidos económicamente.

«Estoy segura que esto estimulará a muchos colectivos, por tanto los niveles de los servicios tienen también que mejorar. Cuba solo podrá salir adelante con el impulso directo y la unidad entre cada uno de quienes vivimos aquí.»

Entre los más de 30 diálogos que sostuvo JR con jóvenes de Camagüey de los sectores de ciencia, artístico, salud y administración pública, a propósito de las medidas anunciadas, primó como denominador común la satisfacción.

Annalie Aguilera, directora de la Casa del Joven Creador,  comentó que a todos sus compañeros les impactó la noticia, pues en medio de la difícil situación económica que atraviesa el país, la medida fue una sorpresa que no deja aún de asombrar.

Madre de dos niñas, insistió que hay que tomarse muy en serio los precios de los productos, «si se disparan no se ha hecho nada, pues el aumento de salario sería en vano, no habrá un impacto en la solvencia familiar».

Para Julio Pablo Santana, percusionista del Ballet Folclórico de Camagüey, «es una decisión que ratifica que el país va en la línea correcta. Yo en lo personal agradezco hasta un peso de más, porque no está fácil la economía familiar, pero a la vez me pregunto: ¿cómo se pagará; sobre qué bases y fundamentos? Creo que no todos “deben salir” por la misma puerta.

«Hay que valorar —acotó este padre de dos niños— hasta la responsabilidad que cada cual desempeñe en los lugares, pues el igualitarismo falso nunca nos ha hecho bien.

«Si un artista —ejemplificó— es vital en una compañía por encima de sus iguales, a ese hay que remunerarlo de manera diferente, para que nunca se vaya de su agrupación, y así debe ocurrir para todos los profesionales y trabajadores».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*