Política y Sociedad

Venezuela hoy: Gobierno chavista acusa a EE.UU. y Colombia de planes de agresión

Compartir en

Este lunes, el gobierno constitucional de Nicolás Maduro responsabilizó a Estados Unidos y Colombia de planificar una operación de falsos positivos para justificar una intervención militar, tras el intento de forzar el ingreso de una supuesta ayuda humanitaria al país.
El ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, mostró pruebas de acciones violentas perpetradas en la frontera colombo-venezolana por grupos violentos dirigidos por facciones opositoras con el objetivo de crear desestabilización y culpar de paso a los efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) desplegados en la línea limítrofe.
En rueda de prensa desde el Palacio de Miraflores (sede del Ejecutivo), el titular ratificó la denuncia formulada por las autoridades de Caracas que nunca existió intención alguna de ingresar ayuda humanitaria, sino que se trató todo el tiempo de un plan para agredir a Venezuela.
Al respecto, Rodríguez mencionó que la sustracción de vehículos blindados de la GNB por dos desertores tenía como fin atropellar a las personas presentes en el puente internacional Simón Bolívar, para crear una noticia falsa y responsabilizar de las potenciales muertes al mencionado cuerpo de seguridad.
Asimismo, presentó evidencias que demostraron la implicación de elementos desestabilizadores -con la complicidad de autoridades colombianas- en el incendio de un camión en el puente Francisco de Paula Santander, y aseveró que el supuesto cargamento humanitario no existía al estar predestinado a quemarse.
Aseguró que a pesar de los reiterados ataques provenientes desde el otro lado de la frontera, esta se encuentra en absoluta paz y los puestos fronterizos están bajo la custodia de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, en tanto se mantiene el despliegue cívico-militar para resguardar la soberanía y la paz de la nación.
El gobierno venezolano acusó al gobierno de Colombia de brindar apoyo a las acciones violentas orquestadas por la oposición, y en tal sentido anunció la ruptura de relaciones diplomáticas con el vecino país, medida similar a la adoptada el 23 de enero con Estados Unidos por su respaldo a la autoproclamación de Guaidó.
China insistió este lunes en la búsqueda de una salida dialogada entre Venezuela y Estados Unidos, y criticó que EE.UU. y sus aliados politicen el envío de la denominada ayuda humanitaria al pueblo bolivariano para generar inestabilidad y disturbios en ese país y territorios vecinos.
Lu Kang, vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores, manifestó en un comunicado el rechazo de su Gobierno a tal actitud y llamó a la comunidad internacional a proporcionar una asistencia constructiva a la nación suramericana con la premisa de respetar su soberanía.
Reiteró que Beijing se opone la intervención de fuerzas extranjeras en las cuestiones internas de Venezuela y aboga por el mantenimiento de la paz, el respeto a las leyes y a las normas globales relativas a los vínculos entre los distintos estados del planeta.
Añadió que a la comunidad internacional le corresponde contribuir con acciones favorables a la estabilidad, desarrollo económico y bienestar social de la nación latinoamericana. China remarcó así su postura ante los hechos violentos con saldo mortal que desencadenaron el intento de la oposición venezolana, Estados Unidos y aliados de introducir el sábado anterior la llamada ayuda humanitaria mediante la presión y la fuerza.
El gigante asiático, junto a Rusia, Siria, Nicaragua, Bolivia, Cuba y países del Caribe, entre otros, siempre alertaron de forma reiterada sobre la actual amenaza de una agresión militar contra la soberanía, la integridad territorial y la independencia política de Venezuela.
Por ello, insisten en defender los principios de la Carta de la Organización de Naciones Unidas y a oponerse a la injerencia e intervención allí, lo cual representaría un peligro para toda la región.
Bajo el pretexto de la ‘ayuda humanitaria’ y la ‘responsabilidad de proteger’, Estados Unidos y sus aliados buscan intervenir en Venezuela, como lo evidencian los vuelos militares en el Caribe y la tensión en las zonas fronterizas.
Desde principios de este mes comenzaron a llegar a la ciudad colombiana de Cúcuta -limítrofe con Venezuela- y a otros puntos aviones de la Fuerza Aérea norteamericana con la llamada asistencia.
Tras fracasar la entrada del cargamento, este lunes habrá una reunión en Bogotá, la capital de Colombia, donde se espera el anuncio de más sanciones y medidas de presión contra el gobierno constitucional del presidente, Nicolás Maduro.
Tomado de cubadebate.cu

Comment here

*