EfeméridesPor una Universidad XL

Vuelves al camino con la adarga al brazo.

Compartir en

 El pueblo de Cuba y el mundo se visten de luto tras cumplirse el 51 aniversario de la caída en las montañas de Bolivia de una de las figuras más ilustres de la historia de la humanidad: Ernesto “Che” Guevara. Y es que la tristeza que acongoja nuestros corazones en esta fecha tiene sobradas justificaciones, pues el Che fue un pensador revolucionario, portador de un vasto proyecto político y moral, de un conjunto de ideas y valores por los cuales luchó y murió. Con una ideología fuertemente revolucionaria fue portador de un profundo y auténtico humanismo revolucionario. Opuesto totalmente al capitalismo y al imperialismo Ernesto Guevara, anhelaba y luchaba por un mundo de justicia donde el hombre tuviera libertad y fuera capaz de ver los demás hombres como seres humanos con igualdad plena de derechos. En su artículo Ernesto Che Guevara: hombre de actos y de pensamiento, Armando Hart Dávalos, escritor y político cubano, expone que el Che “no era un hombre de lo fácil, mostró que el rigor de un genuino revolucionario no se basa ni en el teoricismo ni en el academicismo, ni mucho menos en las posiciones intelectualistas alejadas de la vida real.

 Consideró a la retórica y el hipercriticismo -que no comprenden cómo se transforman las cosas- como muestras de mediocridad intelectual. Nadie puede acusarlo ni de dogmático ni de liberal. Disciplina consciente, pensamiento creador, todo eso reunió este soldado de América.” Aunque sus ideas sobre el socialismo y la democracia estaban aún en evolución en el momento de su muerte, sin dudas la figura emblemática del Che hace que se cumpla el principio de que las balas pueden asesinar a un combatiente de la libertad pero no sus ideales, pues estos sobreviven, más aun cuando germinan en la conciencia de las generaciones que retoman la lucha por el bienestar.

Valeroso aquel encuentro en México, donde pudieron conocerse y fácilmente vincular ideales independentistas nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro y el Guerrillero Heroico, pues desde entonces los cubanos podemos sentir que, aunque haya nacido en la hermana nación de Argentina, el Che se sentía más que todo Cubano. Un ejemplo más del internacionalismo y la presencia absoluta del Guerrillero Heroico, más que 51 años de muerte ,el Che cumple y cumplirá muchos años de vida. Guevara, tú vuelves al camino con la adarga al brazo.

Redactado por Rodolfo D. Rivero Estrada.

Comment here

*