Destacadas

Destellos de Libertad

Compartir en

Vuelven los sentimientos encontrados a recordarnos que hace 60 años, con igual algarabía y solemnidad, una caravana de barbudos llegó a las calles de Ciego de Ávila y entre aplausos y vítores anunciaron un país nuevo, antes de continuar la marcha que los llevaría hasta la capital.

Hoy no hubo barbas, pero sí uniformes y la misma certeza que los condujo al triunfo, cuando 60 jóvenes y otros tantos pioneros vistieron el verde olivo y recordaron la epopeya histórica con idéntica satisfacción y orgullo al reeditar la Caravana de la Libertad con la que el Ejército Rebelde, con su invicto Comandante en Jefe al frente, extendió el júbilo de la victoria.

A las 10: 00 de la mañana tocaron suelo avileño en Gaspar, Baraguá, y Lianet Pazo Cedeño, Secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas en el territorio, recibió la bandera cubana, como símbolo de la continuidad y de que ahora serían los avileños los protagonistas del recorrido.

Encabezada, además, por Efreín Jesús León Napolés, miembro de la Columna No. 8 Ciro Redondo, comandada por el Che; y Mario Ortega Morales y Edelio González, luchadores clandestinos y combatientes; y miembros del Partido y el Gobierno en la provincia, llegó al centro de la ciudad a las 11:00 de la mañana.

Música, poesía y declamaciones perpetuaron no solo a la juventud y a la experiencia, sino la convicción de que el pueblo cubano se resiste a olvidar su historia.

Reeditar la Caravana de la Libertad significa, también, una prueba de que una Revolución como la nuestra puede avanzar y erguirse ante enemigos poderosos y construir un porvenir más justo para todos. Como ya es tradición, los noveles caravanistas serán relevados en el municipio de Jatibonico, perteneciente a la provincia de Sancti Spíritus, y la marcha continuará hasta La Habana, donde deberán entrar el 8 de enero.

 Tomado del periódico Invasor 05-Ene-2019

Comment here

*